Archive for January, 2008

Maldigo las cadenas

cadenas-correo.gifCada vez que reviso mi bandeja de entrada, sobre todo la del hotmail, siempre me encuentro con que alguno de los mails es una cadena. ¿Por qué me tienen que mandar esas cosas? me pregunto.

Es cierto que algunas son muy divertidas y traen tests y chistes sobre hombres (muy feministas por cierto), pero nunca faltan esas que al final te dicen que pidas un deseo y que le tienes que reenviar la dichosa cadenita a cuchumil personas porque sino tu deso no se cumplirá y te saldrá un grano en la punta de la nariz y tendrás mala suerte en el amor por 15 años o q un carro te atropellará saliendo de tu casa.

Lo peor es que una no sabe si es que la persona que te reenvió el mail lo hizo por puro miedo a que se le cumpla la maldición o para fastidiar. Sea cual fuera el caso, de todos modos siempre que leo una cadena no la termino pues se que el final me traerá un inevitable: “mándala “. Termino por borrarla sin mandársela a nadie, con un pequeño escalofrío en el cuerpo que reaaciona ante la posibilidad de que la maldición caiga de todas formas.

Los inevitables “men whores”

greys_anatomy_wideweb__470x3450.jpgHay muchas cosas que nos pasan por la mente cuando un chico nos gusta. Una de ellas es, por supuesto, ¿será uno de los “buenos”?. Ayer conversando con una prima comenzamos a hablar acerca de este tema, obviamente recordando algunas de las malas experiencias y de los “men whores” que han pasado por nuestras vidas. Sacadas de vuelta, mentiras, ser solo el “back up” y ese tipo de cosas que hacen que este tipo de hombres sea un especimen bastante detestable y merezca ese tipo de etiqueta.

Dicen que de las malas experiencias se aprende. Pero ¿cuántos sapos tiene una que besar antes de encontrar al príncipe? ¿llegará algún día, si es que este existe? Y si llega ¿estaré lo suficientemente alerta para darme cuenta?

Me pregunto también si seguiré cruzandome con estos “men whores”. Obviamente se que no toda la culpa la tienen ellos, porque nosotras sí sabemos. En el fondo algo nos dice si algún hombre es para nosotras o no, pero creo que preferimos pensar que puede funcionar, o peor aún, que podemos cambiarlos.

Sí, ya se que no podemos cambiarlos así que ni el intento hago. Pero entre esas conversaciones con chicos que obviamente no son compatibles conmigo (a pesar de que me hago la loca y pienso que sí) han salido cosas bastante divertidas como conversaciones en el messenger en las que hablas de cosas medio freaks, y por supuesto esas peleas en las que haces lo que más le molesta para que él te deje de molestar.

En fin, cosas que pasan en todas las relaciones. Solo que en estos casos siempre se debe recordar que todo lo que hagan o digan se puede utilizar en su contra y que a los “men whores” se los tacha de por vida por más que sean muy atractivos y simpáticos (y que tengan la capacidad de volvernos completamente locas). Usando términos de Grey’s Anatomy (serie en la que los “men whores” abundan), antes que un Mc Steamy, prefiero a un Mc Dreamy.

Amarillas en mi vida

Areopuerto AQP

Estaba en Arequipa con mi prima. Teníamos 9 años y una tarea: buscar pasajes aéreos hacia Puno para su papá. Agarramos las páginas amarillas y llamamos a varias agencias para que nos den precios. Ninguna de las operadoras nos tomaron en broma así que nos sentimos grandotas.

Encontramos una buena agencia que nos dejó el pasaje a un precio razonable.

Cuando mi tío regresó fuimos a recogerlo al aeropuerto. Estábamos aburridas y decidimos dar un tour. No había mucho control así que pudimos darle la bienvenida en la pista de aterrizaje pasando a través de la faja en la que trasladan el equipaje.

Foto: Madteam.net


Causas que apoyo

Mis tuits